Hay gente buena

 

Nos cabreamos constantemente porque pensamos que la gente, en general y la gran mayoría, son unos “hijos de puta”, pero esta es una apreciación muy pesimista del mundo y del ser humano y cabría preguntarse ¿por que fulano o zutano no son buenas personas?

Quizás, y solo quizás, seamos nosotros el muro que impide a los demás portarse bien con nosotros, pues pensamos que somos infinitamente buenos y nos merecemos lo mejor, no lo que nos pasa.

La vida como dice la canción nos da sorpresa y todas las ideas que teníamos preconcebidas de este o aquel se derrumban, ya que hacen aquello que alguna vez hemos comentado que no harían, pero nada es gratis en esta vida y las cosas suceden por algo.

Yo no me tengo por mejor que nadie, pero si que me considero respetuoso con mis vecinos, conocidos, allegados y amigos y esa es la clave: el respeto.

Hoy ha sucedido una cosa que me ha hecho pensar en estas cosas y he visto que la gente en general es buena, pero a veces no la tenemos en la consideración debida ni nos preguntamos por que son como son.

Es muy posible que nuestro comportamiento sea el acicate para que la gente se preste a tenernos en consideración, ya que si somos fieles a nuestras ideas, defendemos los intereses de los demás, no abusamos de la confianza y obviamos pequeños detalles que, aunque nos molestan, no hacemos publicidad de ello, entonces, en cualquier momento, seremos sorprendidos gratamente.

Creer el las personas y su lado más positivo es una buena forma de poder dormir bien cada día.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

 

 

Copyright © 2017 Hay futuro. All Rights Reserved